16 feb. 2016

Tristana

Hoy toca por fin la reseña de Tristana, de Benito Pérez Galdós.


A finales del siglo XIX, una joven huérfana llamada Tristana lleva una vida triste y sin alicientes en un barrio modesto de Madrid.
Desde la muerte de sus padres, la muchacha vive bajo la tutela de un viejo hidalgo venido a menos que ha aprovechado la candidez de su protegida para convertirla en su amante. Tras un periodo de inconsciencia y sumisión, Tristana empieza a mostrar signos de rebeldía, después de comprender que es una simple marioneta en manos de su tutor. En una sociedad que relega a las mujeres al ámbito doméstico y restringe al máximo las libertades femeninas, la joven sueña con instruirse, ejercer una profesión y ser madre soltera. Durante un paseo, Tristana se enamora de un pintor tan romántico y exaltado como ella, a quien le confía sus ilusiones con la esperanza de que le sirva de cómplice. Desde entonces la muchacha consagra toda la fuerza de su imaginación a idealizar a su amado y a ampliar sin tregua el alcance revolucionario de su utopía. Sin embargo, la realidad pocas veces complace a los rebeldes, y, en el momento de mayor entusiasmo, la sombra de una tragedia oscurecerá de pronto los sueños de Tristana.



El autor esta considerado como uno de los mas importantes de la literatura española, y creo recordar que leí en el instituto Fortunata y Jacinta, pero no había escuchado nada de Tristana, así que al verlo en la web de Vicens Vives me llamo la atención y lo pedí.

¿En que momento me llamo a mi la atención el argumento del libro?
No me ha gustado NADA la historia de Tristana.
Veamos un breve resumen CON SPOILERS: Joven huérfana que es tutelada por un viejo verde que abusa de ella hasta que esta crece y se le empiezan a encender las luces, entonces encuentra el amor, la inspiración y la rebeldía, la típica mujer atemporal que quiere ser libre y valerse por si misma y cuando todo apunta a que va a poder salir de esa horrible vida para cumplir sus sueños, cae enferma, le amputan una pierna, su joven amante se casa con otra y Tristana se tiene que resignar a vivir con el viejo toda la vida (y encima el viejo se alegra porque sabe que nadie querrá a una mujer amputada y será siempre para el)
La historia es…¿Realista? Pero claro, da mucha rabia cuando la protagonista es tan sumamente desgraciada, pero tan tan desgraciada que se transforma de alguien idealista y lleno de vida a alguien que se conforma con vivir sin nada que la haga feliz, sin nada por lo que luchar.

El libro me ha costado un pelín mas de leer, esta redactado en un estilo castellano clásico clasicorro (lógico) que a mi personalmente no me gusta y si a eso le sumas que pagina a pagina tu indignación por la pobre Tristana va aumentando pues...Cuesta, cuesta de querer seguir leyendo.
Pero el caso es que el autor logra que te metas en la piel de la protagonista al 100%, sufres, ríes, te cabreas con ella…Pero te deja ese sabor amargo….Es como esa escena en Los Puentes de Madison (si no la habéis visto, vedla), cuando están parados en un semáforo y ella podría huir de su aburrida vida y fugarse con su amante pero nooooooo, se queda a ser infeliz por siempre jamás. Pues algo asi pasa con Tristana.

¡Si os gustan las historias tristes con finales agridulces, este es vuestro libro!
La edición de Vicens Vives es diferente a las anteriormente recibidas, pero mantiene las ilustraciones, en este caso de Fuencisla del Amo y Francisco Solé, una introducción que nos sitúa en el marco histórico y literario de la novela y como siempre actividades para analizar la obra.

Hojeando por internet he visto que existe una versión cinematográfica de la novela, con un final diferente y que fue nominada los Oscar.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por comentar ^_^